Entradas

Mostrando entradas de 2018

Si eres capaz de imaginarlo, eres capaz de crearlo

Imagen
Declaración de intenciones... Hoy vengo algo metafísica, debe ser que el universo me está diciendo: chata, viniste a brillar. No te distraigas con tonterías.

Muchas veces (yo diría siempre), la gasolina que necesita la mente para seguir creando, el motor, la fuerza que te hace seguir vibrando, consiste en visualizar dónde quieres llegar, cuál es tu objetivo.
A menudo me veo escribiendo inmersa en mi universo paralelo particular, pero llega un momento en que el desánimo se te apodera. Sobre todo porque el cansancio físico y mental, el ritmo de vida, y por qué no decirlo, la inversión de tiempo realizada sin una expectativa realista de éxito económico te hacen repensar si tu camino realmente se encuentra ligado a la literatura.
Basta con comentar tus dudas con los demás, y todos se echan las manos a la cabeza cuando les comentas que te gustaría dedicarte por completo a escribir. 
Cada vez voy teniendo más claro que nadie me garantiza seguir viva por 40 años más. Quizás me muera dentro …

Y por qué no?

Imagen
Las Nieblas del Tsuna se merece un blog De normal me cuesta horrores poder aprovechar los huecos temporales que tengo a lo largo del día. Siempre que puedo, me siento a escribir. Lo cual pone de relieve que si de por sí ya es difícil escribir mi novela, mantener además un blog va a ser una odisea.
De todas formas creo que es conveniente por tres motivos: Voy informando de la evolución de mi novela.Introduzco curiosidades históricas que quizás no pueda introducir en la trama de manera extensa, pero que si estás leyendo el libro, te resultará interesante complementar con esta información adicional todo lo relativo a las guerras cántabras.Os cuento a mi manera los altibajos técnicos que voy teniendo mientras escribo. También podría comentaros anécdotas que me marcaron y que, de alguna manera, impregnan la novela.Porque lo aconseja mi Coach literaria Diana P. Morales, en este artículo de su blog. Voy a ser sincera. No tengo muchas esperanzas, más que nada porque soy una yonki del tiempo y …